Expertos de control de Plagas

Síndrome del Edificio Enfermo

Existen estudios que indican que cuando las personas permanecen determinada cantidad de tiempo en el interior de algunos edificios pueden ser afectadas en su salud y bienestar, cuyas causas son difíciles de identificar debido a que tiene un origen multifactorial.

En 1982 la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce el Síndrome del Edificio Enfermo, incluyendo los edificios en los que sus ocupantes experimentan afecciones en su salud y bienestar en un porcentaje de más del 20%.

Estos problemas de salud o afecciones se manifiestan, entre otros, como:

  • Malestar físico.
  • Irritación o sequedad de mucosas (ojos, nariz o garganta) y piel
  • Elevada incidencia de infecciones respiratorias y resfriados.
  • Somnolencia, apatía o mareo.
  • Eritema y comezón.
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga mental y estrés.

Una característica de estas afecciones es que se acentúan durante los días laborales y que disminuyen o desaparecen cuando las personas salen del espacio afectado.

Las nuevas tendencias en materiales de construcción para revestimientos, aislamientos, iluminación, etc., unido a otra serie de factores tendentes al empleo de aislantes térmicos y el cerramiento hermético de puertas y ventanas con el fin de ahorros energéticos, propician el deterioro en la calidad el ambiente interior.

Los edificios con este síndrome suelen presentar ventilación forzada que generalmente es común a todo el edificio o a amplios sectores y existe recirculación parcial del aire. Algunos edificios tienen la localización de las tomas de aire exterior en lugares inadecuados, mientras que otros usan intercambiadores que transfieren los contaminantes desde el aire de retorno al aire de suministro.

Son numerosos los factores de riesgo que pueden presentarse en un edificio enfermo y una posible clasificación es:

Contaminantes químicos de:

  • Productos de combustión, como el dióxido de carbono, monóxido de carbono y dióxido de nitrógeno.
  • Materiales de construcción, que emiten formaldehido, disolventes, fibra de vidrio, etc.
  • Productos de consumo. Contaminantes emitidos por fotocopiadoras (ozono), productos de limpieza (aerosoles), textiles (partículas de pequeño tamaño).
  • Radón, presente en los suelos que rodean lo edificios y que puede infiltrarse a través de grietas de los cimientos.
  • Olores exteriores o interiores. La causa principal de estos últimos son los ocupantes y las actividades desarrolladas en el edificio.

Contaminantes Biológicos:

  • Las bioaerosoles son partículas transportadas por el aire constituidas por seres vivos o moléculas grandes que han sido liberadas por un ser vivo. La contaminación microbiana se asocia a procesos de climatización.

Contaminantes físicos:

  • Iones.
  • Iluminación.
  • Ruido.
  • Vibraciones.
  • Ambiente térmico.
  • Ventilación o climatización, si esta es insuficiente es una de las causas más frecuentes que se atribuye al edificio enfermo. Una ventilación inadecuada es debida a un deficiente suministro de aire fresco, una mala distribución, mezcla incompleta con aire exterior, incorrecta filtración y temperatura y humedad fluctuantes. Factores Ergonómicos y Psicosociales

Arepla presta servicios de higienización de sistemas de climatización, entendiéndose como tal la limpieza y desinfección de los componentes de estos sistemas. Favoreciendo la mejora de la calidad del aire interior de los edificios y minimizando los factores del Síndrome del Edificio Enfermo, si eran ocasionados estos por el sistema de ventilación o climatización.

 Puede confiar en los expertos en Calidad Ambiental

Compartelo
Share
Share