Expertos de control de Plagas

Higienización de sistemas de climatización

La calidad de aire interior de los edificios varía en función de la actividad que se desarrolla en dichos espacios, equipamiento e infraestructura del edificio y del ambiente de su entorno. El uso habitual de los sistemas de climatización origina la acumulación de distintos contaminantes presentes en el ambiente como suciedad, microorganismos, polvo, hongos y residuos. Un inadecuado mantenimiento e higienización de estos sistemas provoca que el flujo de aire originado retenga y transporte estos contaminantes hasta las personas que ocupan el edificio.

ventilacion-suciaUna deficiente calidad del aire interior o la presencia de contaminantes en el ambiente puede originar una disminución del confort y problemas de salud en los usuarios del edificio; ocurriendo en el peor de los casos el “Síndrome Edificio Enfermo“.

La correcta higienización de componentes de sistemas de climatización/ventilación (unidad de tratamiento de aire- UTA) genera importantes beneficios desde el punto de vista del ahorro energético.

Arepla dispone de los técnicos y humanos que permiten ofrecer los servicios de higienización y desinfección de los sistemas de climatización, para la obtener los mejores resultados

El desarrollo de nuestras actividades diarias nos obliga a diario a permanecer largos periodos de tiempo dentro de instalaciones y edificios. Según la OMS, pasamos entre el 80 y el 90% de nuestro tiempo en ambientes cerrados, cuyo aire está contaminado en mayor o menor grado, lo que puede ocasionar graves problemas para la salud.

La Agencia de Protección Ambiental Estadounidense (EPA) estima que en ambientes interiores los niveles de contaminación pueden ser de 10 a 100 veces más elevados que en ambientes exteriores, lo cual aunado a las condiciones operativas no adecuadas de sistemas de ventilación y recirculación de aire, refrigeración y/o calefacción, hacen prever un problema potencial de la calidad del aire dentro de dichos espacios.

Los contaminantes de los conductos de aire pueden ser desde polvo hasta hojas y mohos, que son un caldo de cultivo perfecto para la reproducción de contaminantes biológicos, debido a sus espacios cerrados, temperatura constante, humedad y suciedad como nutrientes.

Puede confiar en los expertos en Calidad Ambiental

Compartelo
Share
Share