Expertos de control de Plagas

Desratización

El objetivo fundamental de cualquier desratización se puede expresar como: mantener la población de roedores en un nivel mínimo dentro del área que tratemos. El nivel mínimo resulta difícil de estandarizar ya que dependerá de las condiciones ambientales y estructurales de la zona objeto de nuestra actuación.

roedoresPara conseguir una elevada eficiencia en un programa de control de roedores es necesaria la mayor cantidad de información posible. Suministrada por nuestro cliente y la obtenida por el equipo técnico de AREPLA, todo ello enfocado a lograr la efectividad necesaria en el tratamiento.

Para realizar los trabajos de desratización se emplean cebos rodenticidas con acción anticoagulante; pueden presentarse en forma de bloque, pasta o sémola. El cebo es colocado en porteacebos que pueden ser de plástico o cartón, repartidos por la instalación de forma que esta quede convenientemente protegida contra los roedores. Cuando la instalación lo requiere se crea una barrera de protección exterior al recinto.

Tanto el empleo de un tipo u otro de cebo, portacebos y número de controles periódicos  dependerá de las necesidades de la instalación.

Todos los puntos de cebo colocados se reflejaran en un plano de la instalación, de forma que el cliente conozca su ubicación y facilite a los aplicadores revisiones futuras.

El mantenimiento de un registro continuo de los focos, permite seguir la evolución de las poblaciones en el tiempo, además de los tratamientos, modo de aplicación y frecuencia más adecuada, todo ello dirigido a conseguir los objetivos establecidos.

En cada revisión de desratización se entrega al cliente una orden de trabajo en la cual queda reflejado el tipo de servicio, productos utilizados y recomendaciones.

¿Por qué son un problema los “malditos” roedores?

  • Los roedores atacan y contaminan los alimentos mediante la  orina, excrementos, pelos y en la acción de roer, en los campos, granjas almacenamiento, distribución y hogares.
  • Dañan puertas, pisos, techos, paredes en busca de refugio y alimento.
  • Roen conductos eléctricos, de agua, de telefonía originando averías y cortocircuitos.
  • Pueden ser transmisores de enfermedades, tanto en humanos como en animales. Enfermedades como la rabia, fiebres, triquinosis

CONSEJOS

Para evitar la presencia de roedores es aconsejable:

  • Evitar la acumulación de basuras y otros materiales amontonados en el suelo, como pueden ser maderas, material de construcción, piedras, etc.
  • Evitar hierbas y vegetación indeseable que colinde con los edificios.
  • Adecentar las arquetas en mal estado (alcantarillado, telefonía, electricidad, etc.).
  • Mantener en condiciones óptimas de salubridad acequias, charcas, estanques o lagos, fuentes ornamentales.
  • Sanear desperfectos o aberturas alrededor de conductos o tuberías.
  • No dejar en puertas huecos en la parte inferior por donde se pueda colar un roedor, si lo hay es aconsejable colocar burletes.
  • Prestar atención con los comederos de los animales domésticos, su ubicación, exceso de comida, fácil accesibilidad para el roedor.

 Puede confiar en los expertos en Control de Plagas

Compartelo
Share
Share